irma

Petta se negó a pagar cirugía de un niño desfigurado por el perro del Senador.

petta editaEl abogado Fernando Abud lamentó que el senador encuentrista Eduardo Petta no se haya hecho cargo de una cirugía que costaba G. 5 millones para reconstruirle la cara a un menor, cuyo rostro fue desfigurado por el perro del legislador en un incidente ocurrido en su propia casa.

El abogado relata que una siesta, un grupo de niños estaba jugando en el patio de la casa del legislador donde también estaba el hijo de este, en un jardín donde había una planta de níspero. “Ahí, por alguna razón, el perro de Petta ataca a uno de los niños y el caso llega a mis manos. Nosotros iniciamos la demanda, pero la justicia determina, en un único caso extraño, que el culpable es el padre del niño por haber incitado a la violencia a un perro y también por haberlo dejado, en una siesta jugando con sus amiguitos y no ser responsables ni estar presente”, recordó.

El caso es recurrido ante la Cámara de Apelaciones y la preopinante, Carmen Susana Lial Espinoza, según relata el abogado, justifica y afirma que el perro era inocente. “Además determina que nosotros tendríamos que pagarle una indemnización a la familia Petta por haber incitado a la violencia al perro. Es sin dudas un caso sui generis que deja una nefasta de jurisprudencia”, puntualizó Abud.

petta

Petta abonó un tiempo la fisioterapia del chico, pero el cliente pedía era que le hagan la cirugía plástica de la cara, para que el niño vuelva a ser normal. La familia nunca tuvo el resarcimiento por parte del doctor Petta, al contrario tuvieron que ir a tribunales y ahí justo se dio que fue nombrado en la Caminera y el caso tuvo giros inesperados”, confesó el abogado de la familia Velicoff-Talavera al portal Hoy.

Hoy el niño afectado ya tiene 18 años y lleva en su rostro una cicatriz que, según el abogado, le va creciendo por dentro de la boca ya que la herida llegó a tener 8 puntos. “Era un niño que iba al colegio, que nunca tuvo problemas y lo único que pedía era recomponer la boca y vuelva a recuperar la sonrisa y evitar la burla de los demás porque hoy es cara cortada. Ese era el plan original, jamás era entrar en litigio. La idea era sencilla, acabar con la cirugía estética que en ese momento eran G. 5 millones en Posadas. Cada uno cargará con su consciencia y el señor Petta sabrá porque no cumplió”, lamentó Abud.

eduardo-petta-2x6wgu9mtibjafyzo4268a__destacado

El argumento del juez de Encarnación, César Daniel Delgadillo, según su sentencia del 26 de febrero de 2010 “notamos que el hecho dañoso ha ocurrido en el lado interno de la casa del demandado, donde se encontraba el perro, con lo que el animal no habría podido acceder al niño si éste no caía de lado interno de la casa en forma abrupta. La circunstancia de que el animal se encontrara en el patio de la casa es fundamental en la exoneración total del demandado respecto a la responsabilidad por el hecho dañoso”.

Agrega: “existe una actitud exclusiva de la víctima en el resultado dañoso, en cuyas circunstancias, con su caída realizó una conducta que generó una reacción defensiva del perro (cayó sobre o cerca del perro). Entonces, al no existir culpa ni negligencia en el dueño o guardián del perro y existiendo responsabilidad de la víctima en la conclusión del resultado dañoso”.

El Tribunal de Apelación de Encarnación, integrado por Luis Alberto García, Carmen Susana Lial Espinoza y Blas Eduardo Ramírez Palacios, resolvió tener por desistido el recurso de nulidad interpuesto por el abogado del niño.

Fuente Hoy

Click to comment

Dejá una respuesta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Mas Leidos

To Top