Farandula

Nuestros cantantes se perdieron de la distribución de creatividad

Se multiplican como hongos pero de Calle Última no pasan y la razón es simple.

Nuestros músicos tienen que mejorar sus letras

Este país se caracteriza además de tener en su acervo cultural a la chipa y el tereré, a un sinfín de cantantes o intentos de cantantes de cumbia, quizás estoy exagerando, pero es impresionante como a diario aparecen músicos en cada esquina, hasta en los colectivos se suben con su guitarra a cantar a cambio de algunas monedas.

Algunos gozan de muy buena voz, otros sin embargo, como cantantes, serían muy buenos zapateros, pero ese no es el punto, lo cierto es que a pesar de que hay por lo menos 50 grupos de cumbia, solo unos pocos sobresalen, y la razón es simple y lo digo en base a lo que escucharon estos sacrosantos oídos chureriles.

El problema es que nuestros músicos se perdieron en la repartija de creatividad, pues por más de que tengan linda voz, no pegan con sus letras, claro que no son todos, por ejemplo Humbertiko, y Kchiporros son exponentes con canciones muy buenas y pegadizas.

Humbertiko es uno de los pocos que escribe muy bien

Creo que si realmente quieren triunfar en la música y dejar de cantar solamente en Potrero Apu’a deberían aliarse con algún poeta, o ensayar mejores letras, usen un poco la cabecita y no se queden en lo básico.

Después se quejan de que en este país no se apoya al arte, pero en serio gente, si esto se considera arte, yo entonces debería conducir el noticiero de CNN.

Mas Leidos

To Top