Escandalos

Marly Figueredo, impone tendencia y le da una estocada a las envidiosas

La primera dama del senado paraguayo brilla donde quiera que va.

Marly Figueredo y su esposo el Senador Rodolfo Friedman 

Nuestro poder legislativo es un lugar que nunca brilló más allá de las metidas de pata de nuestros políticos o las cocinadas magistrales a la hora de sacar una ley que beneficie a unos pocos.

Pero ahora, los ojos de la farándula son puestos en la Cámara Alta, con la llegada del Senador Rodolfo Friedman y su esposa, mi amiga personal, Marly Figueredo, quien le duela a quien le duela, ella marca tendencia a donde vaya.

Llore quien llore, ella marca tendencia

Y recuerdo el día de su boda cuando llegó al atrio de la iglesia, saludó a los curiosos guaireños que se acercaron a la iglesia para ver a la flamante novia, ni bien se bajó del auto, antes de convertirse en la primera dama del Guairá, en ese momento ella ya demostró que por más de que su detractores digan lo contrario, es una mujer inteligente y sabe manejar los ojos hacia su persona.

El fin de semana cuando su marido juró como senador del periodo 2018-2023, tampoco pasó desapercibida, e instaló el debate en torno a las ropas que llevaron las esposas de los políticos al acto.

El día de su boda Marly demostró que la gente está con ella, vean la multitud que se agolpó para curiosear

Por supuesto, Marly fue la que tuvo encima de ella más cámaras que el propio Fernando Lugo, al lucir un traje rojo al estilo de la realeza inglesa, derrochando glamour en los pasillos del congreso nacional.

Este acto, lo que demuestra es que este periodo tendremos, además de movidas políticas, reglas de moda, y tendencias que obligará a las señoras políticas a ponerse a la altura del glamour de la primera dama del senado, Marly Figueredo.

Así es que llore quien llore, ella brilla donde quiera que vaya.

Mas Leidos

To Top