Escandalos

De la carretilla de churas a la pesadilla de los mediáticos

El Churero es un moustruo al que todos buscan poner grilletes?

El Churero es palabra mayor en redes.

La frase “correr tras los sueños”, puede sonar como un cliché, pero solo una persona que vivió en carne propia la carrera por alcanzar sus más anhelados sueños puede saber de lo que les estoy hablando. A mi me tocó empezar empujando una carretilla cargada de churas desde donde mi mayor deseo siempre fue el de darle un mejor vivir a mi familia.

Pero, sin ánimos de destilar soberbia, creo haber notado que a esta farándula paraguaya le hacía falta un toque distinto al acostumbrado, le faltaba un personaje que trabaje exclusivamente en las menudencias de nuestros famosos, un Churero dispuesto a escudriñar tras bambalinas y así darle al público un poco más de condimento sobre la vida de sus “ídolos”. No se si por astucia o una “bendición divina”, pero fue así que pasé a convertirme en blanco de polémicas, y pesadilla de famosos no solo por mi forma de chismosear, sino porque también conseguí que los seguidores confíen en el Chure a quién pasan rumores de primera mano para luego nutrir a los demás medios de farándula, porque les guste o no, El Churero es un sitio que no se puede dejar de mirar en esta incipiente pero creciente mundo de la farándula.

La manera de comunicar de este servidor atrae masas.

La forma de comunicación que maneja El Churero se convirtió en una pesadilla para mediáticos, faranduleros y políticos, todos quienes tienen algún esqueleto guardado en el closet, pues la información tarde o temprano llega al Chure y es por eso que varios ya intentaron poner grilletes a lo que algunos consideran  como moustruo mediático que sin padrinos, sin tener ningún medio televisivo o multimedios defendiendolo, enfrentándo a dos allanamientos de domicilio, un sinfín de querellas sin sentido hizo su camino y se convirtió en un influenciador de la opinión pública que se desplaza en las redes sociales.

Creo que revolucioné hasta la manera de comunicar en este país, pues mientras otros hacen refritos de lo que sale en los diarios, yo les doy a los diarios materia prima para desarrollar, gracias a mis seguidores y a la confianza que me tienen.

Mantengo a mi familia con esta revolución cibernética

Y por lo visto, la influencia de El Churero es tan grande a nivel redes que políticos, marcas, y hasta mediáticos que requieren promoción, se predisponen a auspiciar a este humilde servidor que como cualquier otro ser humano sólo busca mantener a su familia y darle una mejor calidad de vida.

Hay Churero para rato.

Tampoco podemos obviar que así como hay gente que entiende el alcance del Churero, también hay gente dispuesta inclusive a pagar para que El Churero pase a ser historia. Mediante alianzas y juegos sucios vienen buscado acabar con este impacto mediático, que les guste o no, seguirá dando de qué hablar, y me atrevo a decir que soy como una especie de ave Fénix, porque aunque me jueguen a matar yo aprendo a renacer de mis cenizas porque jamás está muerto el que pelea.

Así es que gente, no esperen que las naranjas caigan al suelo para lanzarse a comerlas, suban al árbol, vayan tras esas jugosas frutas que darán saciedad a sus sueños, corran tras sus deseos y que sus sueños sean el motor de sus vidas, conviertan esos sueños en metas y verán que tan lejos llegarán. Solo es cuestión de animarse y no amilanarse ante los obstáculos, al contrario, lo que no te mata, solo te hace más fuerte, así es que habrá mucho Churero aún para seguir desglosando las churas de esta farándula.

Mas Leidos

To Top