Spread the love

Estuve hacia la zona de Loma Pyta, acceso norte corroborando todo.

La cantidad de viaductos que se están construyendo en dicha zona me dejó esperanzado

En los últimos días en nuestro país y en especial en las redes, nos inundamos con “plagueos” en contra de lo que no hay en Paraguay, pero me quedé gratamente sorprendido al ver que había sido no todo está perdido, pues me fui hacia la zona de Loma Pyta a comprar carne para los ‘Asaditos Tío Chure’ y me encontré con tremenda obra vial.

Es cierto que no podemos negar que existen muchas falencias en nuestro país, pero también es bueno resaltar las cosas positivas de nuestro país, pocas, pero de que las hay, las hay.

Cuando vi esto realmente me quedé pensando en que podemos vivir en un país digno, pero si es que la corrupción no estuviera tan insertada en el ADN, si es que inculcamos valores a nuestros hijos enseñándoles que robar es malo desde todo punto de vista, es posible mejorar.

También hay que tener en cuenta que nutrirse con tantas noticias negativas envenena el alma y justamente en este tiempo donde las papas están quemando, sería bueno alimentarnos también de lo positivo, de lo bueno y desde allí construir un país mejor.

No olvidemos que el cambio empieza con uno mismo, cuesta, pero no es difícil y más aún si es que tomamos consciencia de que no todo está perdido, como dijo el científico Stephen Hawking: “mientras haya vida, hay esperanza”