El Churero, trofeo mediático para la justicia

Mientras a otros aplauden por violar a una inocente de 7 años, a mí me mandan a la guillotina por un video.

Una vez más, la justicia paraguaya se convierte en un chiste de mal gusto, hace unos días nos indignábamos con la resolución de unos jueces de Paraguarí, quienes resolvieron perdonar a un sujeto por ser “mita’i pora” a pesar de que se probó que manoseó y abusó de una niñita de tan solo 7 años de edad, hoy desayunamos la noticia de que este servidor, Fredy Vera, más conocido como El Churero, fue condenado por esta misma justicia por un caso de pornografía relativa en menores de edad.

Esto luego de que haya publicado en mi página un video donde se ve a unos estudiantes menores de edad bailando reguetón y perreando hasta el suelo. La fiscal de la unidad de trata de personas, Claudia Morys resolvió imputarme y por ende fui al banquillo de acusados.

Quiero dejar en claro que admito mi responsabilidad al publicar el video, reconozco que no debí hacerlo, pero me parece nomas absurdo y hasta irrisorio que la fiscalía y los tribunales se regodeen con esta condena, exponiéndome como si fuera un trofeo mediático para que nos olvidemos de la vergüenza que sucedió con el caso de Paraguarí y otros tantos que duermen en los cajones de los juzgados.

El juez Penal de Garantías, resolvió condenarme año y 6 meses de cárcel por este hecho, en un procedimiento abreviado, es decir, que no iré a prisión mientras cumpla con las siguientes disposiciones.

Donar 300.000 guaraníes de forma mensual por el año que dure la sentencia a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), tengo prohibido de salir del país, cambiar de domicilio, así como también presentarme al Palacio de Justicia de manera trimestral para firmar el libro de comparecencia.