Spread the love

La concejal municipal y una de las que llamó la atención de este error a los concejales opositores, Lilian Aguinagalde(foto), manifestó que retrasar las obras no es hacer una buena oposición, y que esa postura lamentablemente perjudica a miles de niños que van a las escuelas humildes de la ciudad.

“Cuando uno tiene todo especificado lo que es un llamado a licitación, para mi, atrasar obras para la ciudadanía no es hacer oposición, oposición es cuando uno busca cumplir su rol de fiscalizador y contralor como concejal municipal, pero tener que dar de vuelta un atraso como en este caso a construcciones de aulas y baños, algo que es una necesidad imperativa para instituciones educativas humildes es poco inteligente de los colegas municipales, seguramente tendrán sus motivos para esto, la ciudadanía va a saber mirar y juzgar por las acciones que vamos tomando como concejales municipales”, indicó la concejal.

La misma siguió manifestando que como concejales municipales tienen todas las documentaciones y que aprueban todas las obras solicitadas por el ejecutivo, por lo que se sorprendió por este pedido de informes.

“Si en la junta municipal se aprueban las obras y el llamado a licitación, evidentemente debemos saber cómo concejales qué es lo que aprobamos y para donde, yo lo que pediría como concejal al ejecutivo y lo hice saber en la sesión, es pedir informes sobre plazos de inicio y culminación de las obras, o si el ejecutivo dio orden de inicio de tal obra, como para que como contralores podamos verificar estas obras, ese es el trabajo de los concejales como contralor y fiscalizador, pero si nosotros estamos preguntando de vuelta al ejecutivo cuales son las obras adjudicadas entonces no sabemos lo que estamos adjudicando”, culminó diciendo la concejal Lilian Aguinagalde.